lunes, 24 de agosto de 2015

Croquetas de jamón serrano y huevo

Como en casi todas las casas se cumple con aquello de que las mejores croquetas "son las que hace mi madre", y yo no puedo ser una excepción. 

No sé cómo ni porqué pero esas corquetas siempre son las mejores, con su textura perfecta y su sabor excepcional y ante la pregunta del millón, de cómo lo haces, siempre la respuesta de una madre "... con mucho cariño".


Yo procuraré hacer éstas con mucho cariño también y aunque no son tan perfectas, os puedo asegurar que también salen muy ricas. Un manjar que no debe faltar en ninguna casa.

Además tiene la gran ventaja de que se pueden congelar y así disponer de ellas cuando queramos.

INGREDIENTES (para 25 croquetas):

- 400 grs. de leche
- 100 grs. de harina
- 20 grs. de mantequilla
- 20 grs. de aceite
- 50 grs. de cebolla
- 100 grs. de jamón serrano
- 2 huevos cocidos
- Sal
- Pimienta
- Nuez moscada

 PARA EL REBOZADO :

- Harina
- Huevo
- Pan rallado


PREPARACIÓN (en Thermomix):

Picamos el huevo cocido durante 2 segundos a velocidad 4. Reservamos.

Sin lavar el vaso picamos el jamón durante 5 segundos a velocidad 7. Reservamos.

Sin lavar el vaso picamos la cebolla durante 5 segundos a velocidad 5. Bajamos los restos y añadimos la mantequilla y el aceite, junto con 20 grs. del jamón. Lo dejamos 5 minutos a  velocidad 1 temperatura varoma (sin el cubilete).

Añadimos la harina y programamos 2 minutos a velocidad 4 temperatura varoma (con cubilete).

Incorporamos la leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada y lo dejamos otros 5 minutos a 100º C velocidad 4. Si vemos que pasado este tiempo no ha espesado lo suficiente lo dejaremos un par de minutos más.

Finalmente añadimos el huevo y el jamón picados y con la ayuda de una espátula lo mezclamos todo muy bien.


PREPARACIÓN (Clásica):

Picamos los huevos cocidos y reservamos.

Picamos el jamón serrano, y sea con cuchillo o con picadora, y reservamos.

Ahora vamos a hacer la bechamel. En una sartén ponemos la mantequilla y el aceite. Cuando esté caliente añadimos la cebolla picada muy fina. Esperamos que se poche y añadimos la harina. Rehogamos bien la harina para que luego no sepa demasiado a harina cruda y añadimos la leche poco a poco.

Para que nos sea más fácil podemos calentar la leche previamente de esta forma evitaremos los grumos. Salpimentamos y rallamos un poco de nuez moscada.

Debemos mover bien la masa y dejar que se rehogue durante 5 minutos a temperatura baja.

Por último y le añadimos el huevo y el jamón picado y rehogamos un par de minutos más.

¤¤¤¤¤¤


Ya sólo queda poner la masa en una fuente, taparlo con papel film y cuando haya templado llevarlo al frigorífico.

Otra opción muy buena es poner la masa en una manga pastelera con una boquilla croquetera (muy ancha). Y lo llevamos al frigorífico unos horas.

Pasado este tiempo a mi me gusta pasarlas por harina, sobretodo si las voy a congelar. Les doy la forma de croqueta (más fácil y rápido con la manga pastelera) y las rebozo ligeramente por harina. Después las coloco en un recipiente hermético y las llevo al congelador.


Si las voy a consumir en el momento, las rebozo por harina, huevo y pan rallado y las frío a fuego medio en una sartén. Cuando se doren por un lado las doy la vuelta y las saco a un plato con papel absorvente. 


Y a disfrutar... 



No seáis ansiosos y no os queméis... Dejad que se enfríen un poco (a mi me cuesta).

¿Os animáis a probar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario