lunes, 27 de marzo de 2017

Alitas de pollo al estilo Kentucky Fried Chicken

Hoy receta de las que gusta a todo el mundo, y es que el pollo se puede preparar de mil maneras pero con ésta, conseguimos una capa crujiente y sabrosa que os hará chuparos los dedos.


Es similar a como preparan el pollo en la cadena Kentucky Fried Chicken y aunque seguramente no sea la receta original, sin duda se parece y mucho.

INGREDIENTES (para 2-3 personas):

- 1 kg. de alitas de pollo
- 350 grs. de harina
- 1 cucharada de pimentón
- 1 cucharada de curry
- 1 cucharada de orégano
- 1 cucharada de ajo en polvo
- Pimienta negra
- Sal
- 1/2 vaso de leche
- Agua
- Aceite de oliva virgen extra


PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será mezclar la harina con todas las especias. A continuación dividimos en dos la mezcla.


Una mitad la reservamos hasta la hora de freír el pollo.

Y a la otra mitad le añadimos la leche y vamos removiendo. Poco a poco le vamos añadiendo agua hasta conseguir una especie de papilla espesa.

Será en esta mezcla donde metamos el pollo, lo tapamos y lo dejamos macerar durante al menos dos horas en el frigorífico.


Pasado ese tiempo ponemos una sartén con aceite de oliva a calentar.


Rebozamos cada alita por la mezcla que tenemos reservada de harina y freímos durante 7 - 10 minutos para que se hagan bien por dentro.


Ya sólo queda sacar a un papel absorbente y servir acompañado de la salsa que más nos guste.

¿Os animáis a probar?

lunes, 20 de marzo de 2017

Crema de cacao casera (nuestra Nocilla o Nutella)

Los de mi generación crecimos con aquello de "leche, cacao, avellanas y azúcar...." y aunque unos somos más de Nocilla y otros de Nutella, a todos nos encanta esta crema de cacao.


El problema es que si investigas un poco, te das cuenta que su base es principalmente azúcar y aceites vegetales. En cuanto a la relación de avellanas y chocolate, nos encontramos la Nocilla con un 4% de avellanas y un 8% de cacao, y la Nutella con un 13% de avellanas y 7 % de cacao.

Es por eso, que cada vez me gusta más prepararla de forma casera. Podemos jugar con la combinación de avellanas y cacao a nuestro gusto. Sin duda merece la pena.

INGREDIENTES (para 2 botes pequeños):

- 100 - 120 grs. de avellanas (Según nos guste con más o menos sabor)
- 100 ml. de leche
- 60 grs. de chocolate negro
- 70 grs. de mantequilla
- 90 grs. de azúcar


PREPARACIÓN (En Thermomix):

Ponemos en el vaso el azúcar y las avellanas. 

Las trituramos a velocidad 5-7-9 durante 30 segundos.

Ponemos el chocolate y picamos durante 20 segundos a velocidad 9. 

Bajamos los restos con la espátula y añadimos la leche y la mantequilla.

Programamos 3 minutos a 50º C a velocidad 3. 

Al finalizar mezclamos durante 10 segundos a velocidad 9.


PREPARACIÓN (Clásica):

Trituramos las avellanas con una picadora o un molinillo.

Ponemos al fuego una cazuela con agua y un bol encima para hacer un baño maría.

Dentro ponemos el chocolate y la mantequilla. Poco a poco según se van integrando vamos añadiendo el resto de ingredientes, la leche, las avellanas y el azúcar. 

Debemos tenerlo a temperatura media-baja e ir removiendo hasta que veamos que ha adquirido una textura adecuado, como con cuerpo.

¤¤¤¤¤¤

Vertemos en tarros y dejamos qué enfríe. Después lo conservamos en el frigorífico. No lleva conservantes pero nos puede aguantar perfectamente un par de semanas. 


Tiene un sabor mucho más intenso a avellanas y una textura espectacular. 


Podemos hacerlo con chocolate blanco o con chocolate con leche y la crema será más suave.

Y a disfrutar de nuestra Nocilla o Nutella casera.

¿Os animáis a probar?

lunes, 13 de marzo de 2017

Empanadillas caseras de atún y huevo

En casa nos encanta preparar empanadillas, ya que es una masa muy fácil de manejar, donde incluso los niños pueden colaborar, y el resultado no tiene nada que ver al comprado. 


En esta ocasión el relleno es el clásico atún y huevo pero podemos hacerlas de prácticamente cualquier cosa, incluso dulces. 


INGREDIENTES (16 empanadillas):

Para la masa:

- 350 grs. de harina
- 100 ml. de agua
- 35 ml. de vino blanco
- 90 ml. de aceite de oliva virgen extra
- 1/2 cucharadita de sal


Para el relleno:

- 2 huevos
- 2 latas de atún
- Tomate frito
- 1 huevo batido (para pintar la masa)

PREPARACIÓN (En Thermomix):

Masa:

Ponemos todos los ingredientes en el vaso salvo la harina. Programamos 30 segundos a velocidad 4, de esta forma conseguimos que la sal se disuelva.

Añadimos la harina y programamos 10 segundos a velocidad 6. Bajamos con una espátula la masa pegada de las paredes y volvemos a mezclar durante 5 segundos.


PREPARACIÓN (Clásica):

Masa:

Ponemos todos los ingredientes en un bol salvo la harina y mezclamos para que se mezcle con la sal.

Añadimos la harina y con una cuchara de madera o incluso las manos mezclamos bien.

Es una masa que se trabaja muy bien y al llevar aceite prácticamente no se pega.

¤¤¤¤¤¤

Volcamos la masa en la encimera (no es necesario poner harina) y la estiramos con un rodillo. Debemos conseguir una masa fina como de 2 milímetros.

Ya sólo queda hacer los cortes de los círculos ayudándonos de un cortapastas o un vaso.


Podemos sustituir el aceite de oliva por manteca de cerdo y conseguiremos una masa más hojaldrada. Ideales para empanadillas dulces.

Podemos tener la masa preparada del día anterior o incluso podemos tenerla en el congelador.

PREPARACIÓN DEL RELLENO:

Precalentamos el horno a 200ºC.

Cocemos durante 10 minutos los huevos. Pelamos y picamos.

En un bol, mezclamos el huevo picado, el atún y el tomate frito. Podemos ponerle un poco de orégano.


Mezclamos bien.

Rellenamos cada oblea con un poco de relleno y cerramos. 


Ahora podemos cerrar las empanadillas de dos maneras. La más clásica que es con un tenedor sellando la empanadilla o bien, con los dedos hacemos el repulgue, con la intención de que en la cocción no salga nada.


Finalmente pintamos con huevo batido y lo introducimos en el horno a 200º C durante 20 minutos aproximadamente o hasta que las empanadillas estén doradas.



También podemos freírlas en aceite pero desde hace mucho yo siempre las hago en el horno y de esa forma evito el exceso de aceite de la fritura.



Y a disfrutar.

¿Os animáis a probar?

lunes, 6 de marzo de 2017

Pastel turco de yogur

En el libro de recetas "El mundo en mi cocina" de Gordon Ramsay podemos encontrar esta especie de quesada, que realmente no lo es, ya que se realiza con yogures griegos, y que es un bocado realmente esponjoso.


Se acompaña este pastel de un ligero almíbar de cítricos, que potenciará aún más su sabor.

INGREDIENTES:

- 6 huevos
- 5 yogures griegos naturales
- 150 grs. de azúcar
- 75 grs. de harina
- 1/2 sobre de levadura química
- 1 limón (ralladura y zumo)

Para el almíbar:

- 125 ml. de agua
- 125 grs. de azúcar
- 1 limón (ralladura y zumo)
- 1 naranja (ralladura y zumo)
- 1 cucharada de agua de azahar


PREPARACIÓN (En Thermomix):

Precalentamos el horno a 175º C.

Separamos las yemas de las claras.


Comenzamos montando las claras a punto de nieve. Para ello ponemos la mariposa y programamos a velocidad 3 1/2. Podemos añadirle una pizca de sal para que gane consistencia. El tiempo no es exacto, estuvieron listas en 4 minutos. Reservamos.

Sin lavar el vaso, y con la mariposa, ponemos las yemas y el azúcar. Programamos 5 minutos a velocidad 3 1/2. La mezcla se volverá blanquecina.


Tamizamos la harina y la levadura y la mezclamos durante 10 segundos a velocidad 4.

Por último, añadimos los yogures, el zumo y la ralladura del limón. Mezclamos bien durante 10 segundos a velocidad 4.

PREPARACIÓN (Clásica):

Precalentamos el horno a 175ºC.

Separamos las yemas de las claras.

Con unas varillas eléctricas montamos las claras a punto de nieve. Reservamos.

En otro bol, ponemos las yemas y las claras y batimos con las varillas eléctricas hasta que la mezcla se vuelva blanquecina.

Tamizamos la harina y la levadura y la mezclamos. Ahora utilizaremos una lengua pastelera para mezclarlo todo.

Por último, añadimos los yugures, el zumo y la ralladura de limón. Mezclamos con la lengua con movimientos envolvente hasta conseguir una mezcla homogéna.

¤¤¤¤¤¤


Volcamos la mezcla en una molde, previamente engrasado, y llevamos al horno. Yo utilicé un molde de 23 cm. y queda perfecto.


Horneamos durante 45 - 50 minutos a 175ºC o hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio.


Mientras se hornea preparamos el almíbar.

En un cazo ponemos el agua, el azúcar, el zumo y la ralladura del limón y la naranja y la cucharada de azahar. Llevamos a ebullición y lo tenemos 10 minutos a fuego bajo. Colamos y reservamos ya que lo vamos a usar frío.


Desmoldamos nuestro pastel y servimos. A mi me gusta poner el almíbar a parte para que cada uno pueda servirse a su gusto. 


Una vez en el plato servimos un par de cucharadas de almíbar por la superficie del pastel.


Tiene una gran ventaja es que es un pastel que queda mejor de un día para otro, y os puedo asegurar que os sorprenderá lo esponjoso y suave que queda.

¿Os animáis a probar?

lunes, 27 de febrero de 2017

Fondue en pan payés

Llevo mucho tiempo disfrutando de esta fondue y estaba deseando tener la oportunidad de poder publicar la receta. En esta ocasión la disfruté en compañía de mis amigos con un pan rústico de pueblo que la hizo perfecta, aunque también podéis preparar vosotros mismos el pan. Aquí podéis ver la receta.

Vais a ver que la preparación es muy sencilla, podéis utilizar la thermomix para picar y mezclar los quesos, pero si no tenéis podéis o bien ayudaros de una picadora o rallar los quesos.


INGREDIENTES:

- 1 pan payés (600 grs. aproximadamente)
- 250 grs. de cebolletas
- 300 grs. de mayonesa
- 250 grs. de queso Emmental
- 250 grs. de queso manchego curado
- Pimienta molida
- Papel de aluminio para envolverlo




PREPARACIÓN (en Thermomix):

Ponemos las cebolletas en el vaso y trituramos durante 30 segundos a velocidad 5. 

Si nos parece un sabor un poco fuerte podemos tenerlas en agua 
unos minutos antes. 

A continuación añadimos la mayonesa y los quesos troceados. Molemos un poco de pimienta y trituramos a velocidad 2 hasta que esté todo bien mezclado.


PREPARACIÓN (Clásica):

Cortamos la cebolleta bien fina con un cuchillo. 

Si nos parece un sabor un poco fuerte podemos tenerlas en agua 
unos minutos antes. 

A su vez rallamos los quesos y lo vamos poniendo todo en un bol. Mezclamos con ayuda de una espátula o lengua hasta conseguir una mezcla homogénea.


¤¤¤¤¤¤

Cortamos el pan por la parte superior a modo de tapa y vaciamos de miga. Vertemos la mezcla de quesos en su interior y volvemos a colocar la tapa.


Lo envolvemos con papel de aluminio y llevamos al horno.


Estará precalentado y lo tendremos durante 1 hora a 180ºC.

Una de las ventajas que tiene este fondeu es que podemos tener preparado el pan con el relleno en el congelador y simplemente hornearlo el día que vayamos a consumirlo. En este caso añadiremos 15 minutos más al horneado.

Por su puesto el tipo de queso es opcional. En mi caso me gusta que siempre lleve un queso con sabor (en este  caso manchego) y otro un poco más cremoso, pero también le va muy bien un queso azúl (si os gusta) o un trozo de mozzarella.


Una vez horneado con un cuchillo de sierra cortamos la tapa en trozos que nos servirá a modo de cucharilla para mojar en la fondue.

Sin duda una buena forma de degustar una fondue sin necesidad de ninguna máquina.

¿Os animáis a probar?