lunes, 6 de julio de 2020

Rosquillas de limón al horno

Si buscáis una receta de rosquillas pero no os gusta la parte de freírlas, ya sea por lo que supone en la cocina o porque buscamos una receta más sana, sin duda esta es una buena solución. 

Son muy fáciles de preparar y tienen un toque de limón que las hacen super ricas. Vais a ver como no podréis comer sólo una.


INGREDIENTES (para 12 rosquillas):

- 400 grs. de harina
- 3 huevos
- 120 grs. de azúcar
- 50 ml. de leche
- 50 grs. de mantequilla
- 1 sobre de levadura química
- Ralladura de 1 limón


PREPARACIÓN (En Thermomix):

Ponemos el azúcar y la cáscara del limón en el vaso y pulverizamos a velocidad 5-7-9 durante 30 segundos.

Añadimos los huevos y batimos durante 3 minutos a velocidad 4.

Incorporamos la leche y la mantequilla. Mezclamos durante 15 segundos a velocidad 5.

Por último añadimos la harina y a levadura química. Mezclamos durante 10 segundos a velocidad 6. Y amasamos 2 minutos a velocidad espiga.


PREPARACIÓN (Clásica):

En un bol ponemos el azúcar con los huevos y batimos durante 3 minutos.

Añadimos la ralladura del limón, la leche y la mantequilla. Mezclamos bien.

Por últimos poco a poco vamos incorporando la harina y la levadura química hasta conseguir una masa homogénea.



******

Cuando tengamos nuestra masa con la ayuda de un rodillo la extendemos y con la ayuda de un cortapastas o un vaso vamos haciendo nuestras rosquillas.


También haremos los agujeros con la ayuda de un tapón y las vamos colocando en una bandeja de horno con un papel sulfurizado.


Con el horno precalentado, horneamos durante 25 minutos a 180ºC.


Esperamos que se enfríen y si queremos podemos espolvorear azúcar glas por encima.


Es una rosquilla muy rica y sin apenas grasa por lo que son perfectas para el desayuno o la merienda.


¿Os animáis a probar?

lunes, 29 de junio de 2020

Pan con levadura química (sin levadura fresca)

A veces no disponemos en nuestras cocinas de ingredientes y es por ello que creemos que no podemos hacer ciertas elaboraciones, un claro ejemplo es la desaparición de muchos supermercados de la ansiada levadura fresco o de panadero.

Pues bien, podemos hacer un pan muy rico y sencillo sin dicha levadura y sin masa madre, con un simple impulsor como es la levadura química (tipo Royal).

Obtenemos un pan bonito y del que obtendremos unas rebanadas fantásticas para rellenar de lo queramos.


INGREDIENTES:

- 250 grs. de harina
- 5 grs. de levadura química (tipo Royal)
- 3 grs. de sal
- 160 ml. de leche


PREPARACIÓN (En Thermomix):

Ponemos todos los ingredientes en el vaso y mezclamos bien durante 30 segundos a velocidad 6. Después amasamos durante 3 minutos a velocidad espiga.


PREPARACIÓN (Clásica):

En un bol ponemos los ingredientes secos, la harina (250 grs.), la levadura química (5 grs.) y la sal (3 grs.). A continuación vamos añadiendo la leche (160 ml) e integramos. Podemos ayudarnos de una cuchara o con las manos.

******

Conseguimos una masa homogénea a la que daremos forma de bola.


Aplastamos un poco con la mano y le hacemos un corte en forma de cruz. Espolvoreamos un poco de harina por encima de la cruz.


Con el horno precalentado a 220º C introducimos nuestro pan en la zona media del horno.

Como siempre que hago pan, según pongo la bandeja del horno, vierto medio vaso de agua sobre la base del horno para provocar que haya vapor a la hora del horneado.

Lo tendremos durante 35 minutos a 220ºC o hasta que veamos que está dorado.


Lo dejamos enfriar y a disfrutar.


Podemos cortarlo en rodajas y rellenarlo con tomate y jamón serrano o también es perfecto para desayunar unas tostadas con mantequilla y mermelada.

¿Os animáis a probar?

lunes, 22 de junio de 2020

Muffins de arándanos

Es época de arándanos frescos y una forma de disfrutar de ellos es con estas maravillosas magdalenas (podéis llamarlas muffins que suena más internacionales) que os van a sorprender, ya que aportan un sabor y una jugosidad únicas.

Por su puesto, si no os gustan los arándanos podéis sustituirlos por moras, frambuesas, cerezas o incluso fresas.


INGREDIENTES (para 12 muffins):

- 210 grs. de harina
- 130 grs. de azúcar
- 1 sobre de levadura química tipo Royal (16 grs.)
- 80 ml. de aceite de oliva suave (también podéis usar 80 grs. de mantequilla)
- 80 ml. de leche
- 2 huevos
- 100 grs. de arándanos frescos (lavados)
- 1 pizca de sal
- Azúcar para espolvorear


PREPARACIÓN (En Thermomix):

Ponemos el azúcar (130 grs.) en el vaso y pulverizamos durante 20 segundos a velocidad 5-7-9.

Incorporamos los 2 huevos y programamos 2 minutos a 37ºC velocidad 3. Pasado ese tiempo volvemos a programar 2 minutos a velocidad 3 sin temperatura.

Ponemos el aceite de oliva o la mantequilla (80 ml.) y la leche. Mezclamos 10 segundos a velocidad 6.

Añadimos la harina (210 grs.), el sobre de levadura química (16 grs.) y la pizca de sal. Mezclamos durante 30 segundos a velocidad 6.

Por último ponemos los arándanos (100 grs.) y mezclamos con una espátula para que no se rompan demasiado.


PREPARACIÓN (Clásica):

Batimos el azúcar (130 grs.) con los 2 huevos con una batidora de varillas hasta que la mezcla tome un color blanco, como 5 minutos.

Añadimos el aceite (80 ml) y la leche (80 ml.) y mezclamos bien.

Ponemos la harina (210 grs.), el sobre de levadura química (16 grs.) y la pizca de sal. Mezclamos hasta conseguir una mezcla homogénea.

Por último ponemos los arándanos (100 grs.) y mezclamos con una espátula para que no se rompan demasiado.

******

Ponemos nuestros moldes metálicos y dentro un papel de magdalena. De esta forma conseguimos que nuestras magdalenas nos salgan con copete.

Vamos vertiendo toda nuestra mezcla por los 12 moldes, espolvoreamos un poco de azúcar por encima de cada una de ellas y llevamos al horno que estará precalentado.


Horneamos durante 18 minutos a 200ºC en la zona media del horno, con calor arriba y abajo sin ventilador.


Dejamos que se enfríen y a disfrutar.


Vais a ver como son sabrosas y en su interior encontraremos los arándanos que le darán jugosidad. 


No podréis comer sólo una.

¿Os animáis a probar?

lunes, 15 de junio de 2020

Salchichas al vino

Una de las maneras más ricas de cocinar las salchichas es con vino blanco. Quedan muy sabrosas y si encima las acompañamos de un puré de patata, el resultado es un plato muy completo.

No tiene dificultad y se prepara en muy poco tiempo. Por su puesto cuanto mejor sea el vino blanco mejor sabor tendrán...


INGREDIENTES (para 2 personas):

- 6 salchichas frescas de pollo
- 1/2 cebolla
- 1 vaso de vino blanco
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta negra
- 3 hojas de laurel


PREPARACIÓN:

Vamos a comenzar marcando las salchichas. Para ello ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén y ponemos nuestras salchichas. 


Cuando estén doradas de un lado, les damos la vuelta para que se doren por el otro. Reservamos.


En la misma sartén, añadimos un poco más de aceite de oliva y pochamos al cebolla que cortaremos en juliana. 


Una vez que esté blandita añadimos la salchichas, salpimentamos al gusto y ponemos el vaso de vino de las hojas de laurel. 


Lo dejamos a fuego fuerte durante un par de minutos para que se evapore todo el alcohol.

Después bajamos el fuego y dejamos cocinar durante 15 minutos. Veremos que están listas cuando nuestra salsa haya reducido hasta tener una salsa espesita y con cuerpo.


Para mi lo ideal es acompañarlo con puré de patata. Su preparación es rápida y sencilla. Cocemos unas patatas en nuestra olla rápìda. Las machacamos con una tenedor o en un robot y le ponemos un poco de mantequilla y un chorrito de leche. Salpimentamos a nuestro gusto y servimos.


Plato completo, ideal para niños y no tan niños.

¿Os animáis a probar?

lunes, 8 de junio de 2020

Petit suisse de fresas naturales

Los petit suisse de fresas siempre me han encantado y a mis hijos también pero y si encima los preparamos nosotros mismos con fresas naturales el resultado es espectacular.

Se hacen en muy poco tiempo y los podemos tener en el frigorífico varios días sin ningún problema. Con esta cantidades no salen 8 vasitos pequeños.


INGREDIENTES:

- 500 grs. de fresas (limpias)
- 110 grs. de azúcar
- 200 ml. de nata para montar
- 200 grs. de queso crema
- 4 láminas de gelatina neutra
- 1 plátano (opcional)


PREPARACIÓN (En Thermomix):

Lo primero que vamos a hacer es hidratar las 4 láminas de gelatina. Para ello las pondremos en un bol con agua fría.


Comenzamos pulverizando el azúcar (110 grs.) a velocidad 5-7-9 durante 15 segundos.

A continuación añadimos la fresas (500 grs.) y si nos gusta 1 plátano maduro. Volvemos a picar durante 30 segundos a velocidad 5. Lo reservamos.


Ponemos en el vaso la nata (200 ml.) y la calentamos durante 3 minutos a 90ºC a velocidad 3. Pasado ese tiempo escurrimos las láminas de gelatina y la ponemos con la nata. Mezclamos durante 30 segundos a velocidad 4.


Añadimos el queso crema (200 grs.) y la mezcla reservada de fresas, plátano y azúcar. Mezclamos todo bien durante 30 segundos a velocidad 4.


PREPARACIÓN (Clásica):

Lo primero que vamos a hacer es hidratar las 4 láminas de gelatina. Para ello las pondremos en un bol con agua fría.

Si no tenemos azúcar glas (110 grs.) lo pulverizamos con ayuda de una picadora o molinillo.

A su vez picamos las fresas (500 grs.) y el plátano maduro. Si usamos una picadora potente no hace falta que pasemos las fresas por un colador. Reservamos.

En un cazo ponemos a calentar la nata (200ml.). Justo cuando empiece a hervir retiramos del fuego y le añadimos las láminas de gelatina bien escurridas. Removemos bien hasta que se integren en la nata y no las veamos.

Ahora en el bol donde tenemos las fresas con el azúcar le añadimos el queso crema (200 grs.) y la nata y con una batidora mezclamos bien hasta que esté todo integrado.

******

Lo volcamos en unos vasitos y tapamos con papel film antes de llevarlos al frigorífico. Lo dejamos en el frigo al menos 4 horas para que cuaje.


Como veis tienen una pinta fantástica con una textura fantástica y un sabor a fresas único.


El toque del plátano es opcional pero en casa nos gusta más. Vamos a aprovechar que es época de fresas.

¿Os animáis a probar?