lunes, 26 de junio de 2017

Bizcocho de chocolate

A veces nos parece complicado eso de preparar un bizcocho cuando en la realidad sólo necesitamos mezclar todos los ingredientes y al horno.


Mi idea original era darle una capa de chocolate por encima, pero al final no lo vi necesario, así está buenísimo, y sino que se lo digan a mis peques que no veas como se lo comieron.

INGREDIENTES:

- 5 huevos
- 250 grs. de harina
- 200 grs. de azúcar glas
- 250 grs. de manequilla
- 50 grs. de cacao puro en polvo (Yo uso valor)
- 1 sobre de levadura Royal


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Únicamente tenemos que mezclar bien todos los ingredientes, por lo que podemos ayudarnos de una varillas eléctricas o de alguna máquina como la Thermomix, lo que mejor os venga.

El orden de la mezcla será el siguiente:

En primer lugar batimos el azúcar con los huevos hasta conseguir que la mezcla quede espumosa. A continuación añadimos la mantequilla derretida. 

A continuación mezclamos en un bol la harina, la levadura y el cacao puro y con un colador tamizamos, para que a la hora de batirlo todo, no nos quede ningún grumo.


Volcamos la mezcla en el molde deseado. Yo en esta ocasión he utilizado un molde tipo plum cake, pero también os servirá cualquier otro. 

A mi me gusta untar el molde con algo de mantequilla y espolvorear harina para que se desmolde más fácilmente.


En mi caso lo tuve en el horno durante 45 minutos a 180ºC, pero el tiempo dependerá de cada horno y del tipo de molde utilizado. 


Si lo hubiera volcado en el clásico redondo, seguro que con 35 minutos hubiese bastado. Para aseguraros, debéis pinchar con un palillo y si sale seco, es que está en su punto.


Cómo os comenté al principio tenía en mente darle un bañado de chocolate pero a última hora no lo hice. Lo dejaré para otra vez y os lo cuento, pero si alguien se anima, que me diga como le fue.

¿Os animáis a probar?

lunes, 19 de junio de 2017

Fideuá de marisco

Tengo que confesar que en casa somos más de arroz pero de vez en cuando nos gusta cambiar y viendo el resultado de estos fideos, estoy seguro que lo haremos más a menudo.

Las cantidades son aproximadamente para 6 u 8 personas, pero podéis adaptarlas a vuestras necesidades.


INGREDIENTES:

- 700 grs. de fideos (Aprox. 100 grs. por comensal)
- 8 cigalas
- 8 mejillones
- 8 langostinos
- Calamares
- Rape
- 1/2 cebolla
- 1/2 pimiento rojo
- 2 tomates
- 3 dientes de ajo
- Pimentón dulce
- 2 cucharaditas de tomate concentrado
- 1 vaso de vino blanco
- Azafrán
- Aceite de oliva virgen extra


PREPARACIÓN:

Lo primero que vamos a preparar son los mejillones. Para ello los limpiamos bien quitándoles las barbas (ya venían bastante limpios) e impurezas.

Los ponemos en la cazuela con un vaso de vino blanco y otro de agua, les ponemos la tapa y cuando veamos que se van abriendo, los tendremos preparados.


El caldo que ha sobrado, lo colamos y los reservamos.

En una picadora o en la thermomix, ponemos los tomates, el pimiento y la cebolla y la picamos bien. Reservamos.


En la paellera, ponemos un chorretón de aceite de oliva y doramos los langostinos y las cigalas. Reservamos.

Sobre este aceite ponemos los ajitos, cuando empiecen a dorarse añadimos los calamares y el rape en dados pequeños.

Cuando coja color, añadimos el triturado de tomate, pimiento y cebolla. También incorporamos el pimentón y el tomate concentrado. Cocinamos unos minutos.


Añadimos el fideo que lo rehogaremos bien y el azafrán.

Ya sólo queda añadir el caldo. Para ello debemos poner el doble de caldo que de fideos. En este caso utilicé el caldo de los mejillones y el resto simplemente agua, aunque se puede utilizar caldo de pescado.

Incorporamos los langostinos, las cigalas y los mejillones.

Dejamos a temperatura media durante 8 o 10 minutos. Y ya tenemos lista nuestra fideuá.


Si nos gusta podemos poner los fideos al horno para conseguir ese tostado tan característico.


Y a disfrutar. Le va muy bien una salsa alioli. 


Todo un festín para disfrutar con la familia o amigos.

¿Os animáis a probar?

lunes, 12 de junio de 2017

Bocaditos de espinacas, bacon y queso

Tenemos invitados en casa y no se nos ocurre nada, pero hay una plancha de hojaldre en el frigorífico...pues ya tenemos solución.

Hoy vamos a ver como con muy pocos ingredientes tenemos una cena de picoteo perfecta.


Como siempre el relleno podemos adoptarlo a nuestro gusto, en esta ocasión espinacas con bacon y un poco de queso (de cabra le va perfecto).

INGREDIENTES:

- 1 plancha de hojaldre fresco rectangular
- 1 diente de ajo
- 200 grs. de espinacas (congeladas)
- 200 grs. bacon
- Queso (de cabra, curado.....)
- Queso rallado
- 2 cucharadas de queso crema (tipo philadelphia)
- 1 huevo batido


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 200ºC.

Si las espinacas son congeladas las metemos en el microondas durante 5 minutos.

En una sartén pochamos un ajo picado, ponemos el bacon e incorporamos las espinacas. Cuando haya perdido el agua añadimos dos cucharadas de queso crema.

Reservamos hasta que temple la mezcla.


Estiramos la masa de hojaldre y extendemos la mezcla de espinacas y bacon.

Cortamos unos dados de queso y añadimos por encima. Le va muy bien el queso de cabra, aunque un queso curado también vale.


Enrollamos el hojaldre y hacemos cortes de aproximadamente 1 cm de grosor. 

Lo vamos poniendo en una bandeja de horno con papel de horno. 

Una vez que tenemos todos, lo pintamos con huevo batido y le ponemos un poco de queso rallado por encima (en este caso 4 quesos).


Horneamos durante 20 minutos a 200ºC y a disfrutar.


Nos pueden salir entre 15 y 20 porciones por lo que es un aperitivo perfecto para cuando tenemos invitados en casa.


¿Os animáis a probar?

lunes, 5 de junio de 2017

Tarta de galletas Oreo

Esta tarta es perfecta para cualquier celebración porque es muy sencilla de preparar ya que no va al horno, se puede tener el día anterior, y la combinación de galletas oreo y queso crema es fantástica.


El resultado es una galleta Oreo gigante con un sabor suave y delicado que se vuelve altamente adictiva.

INGREDIENTES:

- 1 paquete de galletas Oreo (20 galletas)
- 500 ml. de nata para postres
- 250 ml. de leche
- 400 grs. de queso crema (tipo Philadelphia)
- 150 grs. de azúcar
- 75 grs. de mantequilla
- 8 hojas de gelatina


PREPARACIÓN (en Thermomix):

Comenzamos abriendo cada galleta y separando la galleta de la crema.

Reservamos la crema.


Las galletas las trituramos en la Thermomix durante 10 segundos a velocidad 5-7-9. Reservamos 3 cucharadas de este polvo de galletas.

Al resto le añadimos la mantequilla derretida y la mezclamos durante 5 segundos a velocidad 6.


Ponemos la mezcla sobre nuestro molde y con la ayuda de un vaso vamos extendiendo bien hasta conseguir una capa lisa y uniforme. Llevamos al frigorífico y reservamos para que la mantequilla se endurezca.


En un bol con agua fría introducimos las hojas de gelatina para que se vayan hidratando.

A continuación, ponemos en el vaso la nata, la leche, el queso crema, el azúcar y la crema de las galletas que teníamos reservadas.

Escurrimos las hojas de gelatina y también las añadimos.

Programamos 10 minutos, 90ºC a velocidad 5. 


Vertemos la mezcla sobre el molde y llevamos al frigorífico. Lo ideal es dejarlo de un día para otro para que cuaje (sino al menos 8 horas).


Justo antes de servirlo, con las 3 cucharadas que teníamos reservadas de galleta picada, la vamos a tamizar sobre la tarta, consiguiendo que se cubra completamente (sin zonas blancas) y de forma uniforme.

PREPARACIÓN (Clásica):

Comenzamos abriendo cada galleta y separando la galleta de la crema.


Reservamos la crema.

Trituramos las galletas con una picadora, reservando 3 cucharadas.

En un bol mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla derretida y con la ayuda de una vaso vamos extendiendo bien hasta conseguir una capa lisa y uniforme. Llevamos al frigorífico y reservamos para que la mantequilla se endurezca.

En un bol con agua fría introducimos las hojas de gelatina para que se vayan hidratando.

A continuación en un cazo ponemos la nata, la leche, el queso crema, el azúcar y la crema de las galletas que teníamos reservadas.

Mezclamos bien con una varillas y lo ponemos a fuego medio sin que llegue a hervir. Cuando coja temperatura escurrimos las hojas de gelatina y también las añadimos.

Lo tendremos al fuego durante varios minutos sin parar de remover.

Vertemos la mezcla sobre el molde y llevamos al frigorífico. Lo ideal es dejarlo de un día para otro para que cuaje (sino al menos 8 horas).

Justo antes de servirlo, con las 3 cucharadas que teníamos reservadas de galleta picada, la vamos a tamizar sobre la tarta, consiguiendo que se cubra completamente (sin zonas blancas) y de forma uniforme.

¤¤¤¤¤¤

Yo utilizo un molde de 23 cm y queda perfecta. Si no disponemos de hojas de gelatina podemos sustituirla por 3 sobre de cuajada.


Queda una tarta deliciosa, muy suave, con un ligero sabor a queso. Si nos gusta también podemos darle un toque usando queso mascarpone. Cualquier opción es buena.



Nosotros la hicimos para el cumple de mis peques y quedaron encantados. 

¿Os animáis a probar?

lunes, 29 de mayo de 2017

Pollo en salsa de soja con brócoli

Comer de forma saludable no está enfrentado con comer rico y sabroso y éste es un claro ejemplo. Combinamos diferentes verduras como el brócoli con el pollo en salsa de soja para darle un toque oriental. 

Podemos acompañarlo de fideos chinos o arroz y tendremos un plan perfecto.


INGREDIENTES (para 2 personas):

- 1/2 brócoli
- 1 pimiento
- 1 zanahoria
- 1/2 cebolla
- 1 diente de ajo
- 1 pechuga de pollo
- Salsa de soja
- Vinagre de arroz
- Ajonjolí
- Harina fina de maíz o Maizena
- Aceite de oliva virgen extra



PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando el pollo. Para ello lo cortamos en dados no muy grandes y los ponemos en un bol, al cual añadiremos salsa de soja, el ajo picado, la maizena, el vinagre de arroz y el ajonjolí. Mezclamos bien y reservamos.


Preparamos nuestras verduras, lavadas y picadas. Dejaremos la cebolla en juliana, y los pimientos y las zanahorias en trozos grandes. Además el brócoli lo cortaremos en arbolitos no muy grandes.


En una sartén o wok ponemos un poco de aceite de oliva y salteamos las verduras. 


Cuando vayan cogiendo color añadimos la mezcla que teníamos reservada con el pollo. Podemos añadir un poco de agua o caldo de verduras si vemos que se queda un poco seco. 


Dejamos que se cocine todo bien y servimos caliente.


Le va muy bien un poco de arroz o unos noodles para acompañar. 

En cuanto a la sal, según la marca de salsa de soja debemos tener cuidado de no usar mucha para evitar que quede salado.


La verdura nos debe quedar al dente para que el plato nos quede perfecto. 

¿Os animáis a probar?