lunes, 14 de agosto de 2017

Galleta gigante con pepitas de chocolate

Tenía muchas ganas de preparar esta galleta gigante porque es un postre muy sencillo que se hace en muy poco tiempo y que está delicioso. Perfecto cuando tenemos una visita en casa y queremos preparar un postre.

Únicamente tenemos que mezclar los ingredientes  y ponerla en una fuente redonda o como en mi caso en una sartén. 


INGREDIENTES:

- 125 grs. de harina
- 60 grs. de mantequilla
- 70 grs. de azúcar
- 1 huevo
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 75 grs. de pepitas de chocolate
- 1 pizca de sal


PREPARACIÓN (En Thermomix):

Ponemos el azúcar y la mantequilla y programamos 3 minutos a velocidad 3. 

Podemos poner azúcar blanco o mezclar con azúcar moreno. 

A la misma velocidad añadimos el huevo y la esencia de vainilla.

Por último añadimos la harina, la levadura, el bicarbonato y la pizca de sal.

Mezclamos durante 10 segundos a velocidad 6.

Finalmente añadimos la pepitas de chocolate.


PREPARACIÓN (Clásica):

Ponemos en un bol el azúcar y la mantequilla y la mezclamos bien con una varillas eléctricas. 

Añadimos el huevo y la esencia de vainillas y seguimos la mezcla.

Por último, incorporamos la harina, la levadura, el bicarbonato y la pizca de sal. En este paso seguramente sea más fácil usar una cuchara de madera o incluso las manos para terminar de mezclar.

Finalmente añadimos la pepitas de chocolate.

¤¤¤¤¤¤

Precalentamos el horno a 180ºC.

Ponemos la masa de galletas sobre una sartén o una fuente redonda y apretamos con las manos para que quede distribuida de forma uniforme.


Podemos poner más pepitas por encima o rallar algún chocolate.

Horneamos de 15 a 20 minutos. Debe quedar crujiente por los lados pero tierna por el centro.


Servimos en la propia sartén o la pasamos a una fuente.



Por último podemos acompañarla con un poco de sirope de chocolate por encima o si tenéis con una buena bola de helado de vainilla.

¿Os animáis a probar?

lunes, 7 de agosto de 2017

San Jacobos de lomo con queso y pimientos

Hoy vengo con una variante de los famosos Cachopos asturianos pero en esta ocasión con lomo de cerdo en lugar de ternera, pero con un resultado igual o más jugoso y algo más económico.


Os recomiendo que el lomo sea adobado ya que le aporta un sabor mayor que casa muy bien con el queso. En esta ocasión y a diferencia del cachopo no utilicé en el relleno jamón serrano para hacerlo, únicamente queso y pimientos del piquillo, de esta forma queda más ligero.

INGREDIENTES (para 2 personas):

- 2 filetes de lomo abierto en librillo o 4 filetes de lomo de corte clásico
- 2 lonchas de queso (el que más os guste)
- 2 pimientos del piquillo abierto



Para el rebozado:

- Harina
- 1 huevo batido
- Pan rallado

PREPARACIÓN:

Limpiamos el filete de lomo de la posible grasilla que tenga en los bordes.

Con la ayuda de una piedra, maza o el culo de un vaso ablandamos el filete para dejarlo lo más fino posible.

A continuación ponemos una loncha de queso encima del filete y sobre ésta un pimiento del piquillo abierto.

Cerramos con el otro filete de lomo, dejando los bordes libres, de forma que el relleno quede en su interior.


Pasamos el San Jacobo por harina, huevo y pan rallado y freímos en una sartén con aceite de oliva virgen extra.

Cuando esté dorado le damos la vuelta. Sacamos a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.


Podemos servirlo acompañado de patatas fritas, pimientos o una ensalada. Todo le va bien.



Queda un plato muy jugoso y realmente bueno, con ese quesito fundido en su interior.


Estoy seguro que si lo probáis lo haréis en más ocasiones. En casa nos encanta.

¿Os animáis a probar?

lunes, 31 de julio de 2017

Boquerones fritos

Los boquerones fritos me llevan directamente al chiringuito de playa de cualquier ciudad del sur de España, donde junto con una cervecita bien fresquita puedes disfrutar del pescaito frito.


Pero cómo no, podemos disfrutarlos en casa y vamos a ver que no tienen ningún misterio y el resultado es un pescado barato y sano.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 500 grs. de boquerones
- 100 grs. de harina normal
- 100 grs. de harina de garbanzos
- Sal
- Aceite de oliva virgen extra (para la fritura)


PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será limpiar los boquerones. Para ello le quitamos la cabeza, las vísceras y la espina central. A continuación lavamos bien en agua fría y escurrimos.

Ahora la técnica que yo empleo para enharinar es mezclar los dos tipos de harina dentro de una bolsa de congelar e introducir en ella los boquerones. Mezclamos bien, y así conseguimos, además de no manchar nada en la cocina, que la harina se reparta uniformemente por todos los boquerones.


En una sartén con aceite de oliva vamos friendo los boquerones hasta conseguir que queden crujientes.


Los llevamos a un plato con papel absorbente y salamos al gusto.


Podemos utilizar harina normal, o mezclada con harina de garbanzos o incluso con harina especial para frituras que le da más cuerpo. 


También podemos abrir los boquerones en forma de libro y también quedan muy bien.


Para acabar a mi me gusta exprimir un limón antes de servirlos y a disfrutar.

¿Os animáis a probar?

lunes, 24 de julio de 2017

Spumone al caffè

Es época de helados, granizados, sorbetes o similares y éste es un postre más para añadir a la lista. Es una especie de café helado, que se prepara en poco más de 5 minutos y que sorprenderá a nuestros invitados.


Es realmente fácil de hacer, únicamente requiere de un vaso batidor (o una thermomix) y listo.

INGREDIENTES (para 3-4 vasitos):

- 200 grs. de hielo
- 75 grs. de azúcar
- 1 cucharada de café soluble (puede ser descafeinado)
- 60 ml. de leche
- Cacao puro en polvo o canela en polvo para decorar


PRPEARACIÓN:

Comenzamos pulverizando el azúcar y el café soluble. En thermomix durante 10 segundosa a velocidad 10. En un vaso batidor le daremos al turbo durante unos segundos.

Añadimos el hielo y la leche y programamos durante 5 minutos a velocidad 5. En un vaso batidor a velocidad fuerte para que haga la espuma.


Servimos en copas y espolvoreamos el cacao puro o la canela.

Podéis jugar un poco con el sabor del café. Si os gusta más fuerte le añadís un poco más de café soluble. También podéis usar café descafeinado. Al igual nos pasa con el azúcar. Yo soy de poco azúcar con el café así que debéis probar un poco para dejarlo a vuestro gusto.


Como veis es realmente fácil y rápido, perfecto para cuando no tenemos nada preparado y nos apetece sorprender con un postre diferente.

¿Os animáis a probar?

lunes, 17 de julio de 2017

Helado de sandía y pepitas de chocolate

Con estos calores lo que más apetece es un buen helado y si es casero pues mucho mejor. En esta ocasión he pensado en hacer un helado de sandía que casi todo el mundo tiene en estas fechas y darle un toque con pepitas de chocolate.

Como en otras veces he utilizado la heladera del Lidl y quedan unos helados muy cremosos.


INGREDIENTES:

- 400 grs. de sandía congelada (limpia y sin pepitas)
- 300 grs. de nata líquida para montar
- 25 grs. de azúcar invertido
- 75 grs. de azúcar glas 


PREPARACIÓN (en Thermomix):

Si no lo tenemos azúcar glas, trituramos el azúcar normal durante 10 segundos a velocidad 5-7-10. Bajamos los restos.

Ahora añadimos la sandía y la trituramos durante 30 segundos a velocidad 5-7-10. Bajamos los restos.

Añadimos el azúcar invertido y la nata y lo programamos durante 1 minutos a velocidad 6. 



PREPARACIÓN (Clásica):

Con una picadora trituramos el azúcar glas con la sandía (mejor que no estén congeladas del todo). 

Añadimos el azúcar invertido y la nata y lo trituramos todo a máxima potencia durante 1 minuto.

¤¤¤¤¤¤

En este caso la mezcla resultante no tenemos que llevarla al frigorífico para que enfríe, ya que la sandía estaba congelada. 

Eso sí, os recuerdo que este tipo de heladeras requieren que la cubeta esté al menos 24 horas en el congelador antes de usarla.

Ahora con la heladera en marcha vamos incorporando la mezcla por el bocal poco a poco y dejamos que actúe durante unos 30-35 minutos. 


Cinco minutos antes de terminar le añadimos las pepitas de chocolate por el bocal para que se mezcle bien con el helado.

Sabremos que está porque la veremos como el helado ha crecido y está cremoso.


Ya sólo queda verterlo en un tuppper y llevarlo unas horas al congelador.


Como en otras ocasiones os recomiendo sacarlo unos minutos antes de consumirlo para que podáis hacer bolas de helado más fácilmente.




Y a disfrutar ya sea con cuchara o sobre un cucurucho de galleta.

¿Os animáis a probar?