lunes, 2 de noviembre de 2015

Albóndigas con tomate

Hace tiempo publiqué unas albóndigas de merluza y tenía ganas de hacer las albóndigas de carne clásicas con salsa de tomate y hasta ahora no había podido.

Son un plato de toda la vida, fácil aunque entretenido ya que hay que formar las albóndigas pero si alguno no se ha animado nunca os invito a hacerlo ya que la recompensa es muy grande.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 500 grs. de carne picada de ternera
- 2 rebanadas de pan de molde (o pan duro del día anterior)
- 1 vaso de leche
- 2 huevos
- 1/2 cebolla
- 1 dientes de ajo
- Perejil picado
- Harina
- Sal
- Pimienta
- Salsa de tomate (si es casera mejor)


PREPARCIÓN:

Lo primero que haremos será poner en remojo la miga de pan con un poco de leche. Yo como no tenía pan del día anterior utilicé pan de molde.

A continuación cortamos muy finito tanto el ajo como la cebolla.


En un bol grande ponemos la carne picada. La carne utilizada puede ser de ternera  o mezclarla con algo de cerdo para que quede más jugosa. En este caso sólo utilicé de ternera.

Incorporamos a la carne el ajo, la cebolla, los huevos, el perejil picado y la miga de pan puesta  a remojo, y salpimentamos al gusto. Ahora debemos mezclar todo muy bien. Yo me ayudo con un tenedor mezclo todo hasta que me quede homogéneo.

Procuro dejar preparada la carne con varias horas de antelación para que coja bien el sabor incluso de un día para otro, de esta manera sabrá mejor, por lo que lo llevaremos al frigorífico.



Pasado ese tiempo es la hora de formar las albóndigas. Es un trabajo sencillo y entretenido. Si hay niños seguro que les apetece pringarse las manos de harina y ponerse al lío.

Cómo se puede apreciar en las fotos las rebozamos en harina y las freímos en una sartén con aceite de oliva hasta que se doren. No pretendemos que se hagan por dentro sino que se sellen por lo que poner el fuego fuerte (sin que se quemen) para que se doren.


Una vez doradas, en otra cazuela pochamos un poco de cebolla y añadimos las albóndigas. Ya sólo queda incorporar la salsa de tomate. Lo ideal es tener una buena salsa casera pero como me pilló de vacaciones tuve que utilizar tomate frito normal. Si es vuestro caso, incorporar también un poquito de agua para su cocción. Las tendremos durante 8-10 minutos más y listo.


En mi casa siempre tenemos la costumbre de acompañar las albóndigas con patatas fritas cortadas en dados pequeños, creo que nada la va mejor y a disfrutar.

¿Os animáis a probar?

1 comentario:

  1. Un clásico que te ha quedado estupendo. De esa misma forma las hacemos en casa y es éxito asegurado.

    Saludos

    ResponderEliminar