lunes, 28 de agosto de 2017

Pancakes japoneses

Sin duda estamos ante uno de los postres más famosos de los últimos meses y no sin razón ya que a pesar de estar ante pancakes en poco se parecen a las tortitas americanas. 

Se trata de una especie de bizcocho super esponjoso y ahí está su mayor características, nunca habréis probado uno igual.

INGREDIENTES (para 4 pancakes):

- 90 grs. de harina de trigo normal
- 2 huevos
- 90 ml. de leche
- 45 grs. de azúcar
- 15 ml. de aceite de girasol
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- 1 pizca de sal
- 1 chorro de zumo de limón


PREPARACIÓN (en Thermomix):

Comenzaremos haciendo el buttermilk, para ello echamos un chorro de zumo de limón sobre la leche y reservamos durante 10 minutos.

Por otra parte, separamos las claras de las yemas.

Ponemos la mariposa a las cuchillas y vertemos la claras y un poquito de azúcar.

Programamos a velocidad 3 1/2 hasta que  veamos que las claras están a punto de nieve. Reservamos.

Sin lavar el vaso ponemos las yemas con el resto del  azúcar. Programamos 5 minutos a velocidad 3 1/2. Quitamos la mariposa y añadimos el aceite, la esencia de vainilla y el buttermilk. Mezclamos durante 10 segundos a velocidad 5.

Añadimos la harina, la levadura y la pizca de sal. Mezclamos todo durante 10 segundos a velocidad 6.

Por último, incorporamos las claras montadas con una lengua pastelera con movimientos envolventes hasta que quede bien integrado.


PREPARACIÓN (Clásica):

Comenzaremos haciendo el buttermilk, para ello echamos un chorro de zumo de limón sobre la leche y reservamos durante 10 minutos.

Por otra parte, separamos las claras de las yemas.

Con la ayuda de una batidora de varillas eléctrica montamos la claras con un poco de azúcar hasta conseguir que estén a punto de nieve. Reservamos.

En otro bol, ponemos las yemas y el resto del azúcar. Batimos bien hasta conseguir que doblen su tamaño. Aproximadamente 5 minutos. Pasado ese tiempo añadimos el aceite, la esencia de vainilla y el buttermilk.

Añadimos la harina, la levadura y la pizca de sal. 

Por último, incorporamos las claras montadas con una lengua pastelera con movimientos envolventes hasta que quede bien integrado.

¤¤¤¤¤¤

Ponemos una sarten al fuego y le echamos una gota de mantequilla (para evitar que se pegue). Ponemos dos aros de emplatar y rellenamos con la mezcla. Tapamos con una tapa o si no disponemos de una con papel de aluminio.


Lo tendremos a fuego medio-bajo durante aproximadamente 6-8 minutos, dependiendo de la altura de los pancakes.


En mi caso, al disponer de dos tipos diferentes de aros, uno lo tuve que dejar más tiempo que el otro al ser más alto.


Con la ayuda de una espátula les damos la vuelta y volvemos a colocar la tapa. Los tendremos durante otros 3 minutos más y listo.

Dejamos que se enfríen un poco y con la ayuda de una puntillas sacamos los pancakes del molde.

Como veis quedan realmente esponjosos y muy sabrosos con un ligero toque a vainilla. Sin duda merece la pena el esfuerzo por probar algo tan delicioso.

¿Os animáis a probar?

6 comentarios:

  1. Sin duda hay que probarlos. Sin necesidad de horno y con esa pinta que tienen no tardaré en hacerlos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sorprenderán...deben de ser los más esponjosos que he probado, merece la pena. Saludos

      Eliminar
  2. Yo los quiero probar!!! Que buenos se ven y esponjositos.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse merece la pena... Quedan muy esponjosos y sabrosos. Un bs

      Eliminar
  3. Guau Sergio! Se me ha hecho la boca agua! Se ve súper esponjoso como dices <3 Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola, y encima están buenísimos...saludos

      Eliminar