lunes, 31 de octubre de 2016

Huevos a la flamenca (ideal para Halloween)

Los huevos a la flamenca son una preparación sevillana que no tienen un único método de elaboración, más bien todo lo contrario, hay quién añade pimiento, espárragos verdes o patatas fritas.


Yo en esta ocasión los voy a preparar con chorizo y jamón serrano y aprovechando las fechas, habiendo sido Halloween este fin de semana, le vamos a dar un toque fantasmagórico, muy divertido y que seguro a los niños les va a encantar.

INGREDIENTES (para 2 personas):

- 2 o 3 huevos
- 1/2 cebolla
- Tomate frito
- Chorizo
- Jamón serrano
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- Perejil
- Aceite de oliva virgen extra
- 4 cucharadas de guisantes 



PREPARACIÓN:

Picamos la cebolla y la ponemos a pochar en un sartén con un poco de aceite de oliva.

Cortamos el chorizo en trozos no muy grandes y el jamón serrano y lo añadimos junto con la cebolla.

Cuando empiezan a tomar color le añadimos la cucharadita de pimentón dulce. 

Seguidamente añadimos el tomate frito (mejor si es casero) y dejamos que se cocine unos minutos.


Ahora es el momento de llevarlo al horno.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Ponemos nuestro refrito en una cazuela apta para el horno. Lo mejor y más estético es una cazuela de barro pero yo no tenía y usé otra.

Una vez que tenemos nuestro sofrito, añadimos un poco más de tomate por encima y añadimos los huevos.


Aquí es importante hacerlo por partes. Primero añadimos las claras y lo introducimos al horno durante aproximadamente 10-12 minutos.


Pasado ese tiempo y veamos que la clara ya está cuajada, añadimos las yemas.

Las tendremos 5 minutos más con cuidado de que no cuaje demasiado y conseguir que la yema quede líquida.


Por último espolvoreamos perejil picado por encima.

Si queréis sorprender a vuestros comensales y hacer un plato divertido podéis centrar dos yemas para que parezcan los ojos y la tercer yema romperla un poco haciendo las veces de la boca. De esta manera tendremos el aspecto de un fantasma. Muy apropiado para celebrar Halloween con los más peques.


Es un plato fantástico, muy sabroso, y que obliga a tener a mano un buen pan para mojar en la salsa. 

Para acabar recordaros que cuanto mejor sea la materia prima que empleamos mucho mejor serán nuestros platos, y en tema de huevos no es una excepción. 


Yo en esta ocasión utilicé huevos camperos (código 1). En la foto podéis ver los diferentes tipos. Son un poco más caros pero sin duda merece la pena.

¿Os animáis a probar?

8 comentarios:

  1. Tienes razón, estos huevos los podemos incluir dentro del apartado de cocina imaginativa, pues cada cual los hace con los ingredientes que le gustan o que hay por casa y siempre están buenísimos. En halloween también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una forma de adaptar la receta para que los más peques se diviertan (y así la coman mejor). Un saludo.

      Eliminar
  2. Es un plato que siempre queda rico, es fácil de hacer y le gusta a todo el mundo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que ricos tienen que estar!! para mojar pan!! Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pan es obligatorio en esta receta, jeje. Un saludo

      Eliminar
  4. te han quedado muy graciosos¡¡¡ pero dame una barra de pan que no dejo ni las migajas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso justo es lo que pasó en casa...desaparecieron "misteriosamente", jeje. saludos

      Eliminar