lunes, 6 de junio de 2016

Tarta Kit Kat (Cumple de Rubén y Diego)

Cómo pasa el tiempo, mis peques acaban de cumplir 4 y 2 años respectivamente y para celebrarlo buscaba una tarta con mucho color, que les llamara la atención y que además estuviera muy buena.

Finalmente me decidí por la tarta Kit Kat decorada con M&M con base de bizcocho genovés relleno de trufa...una auténtica locura.


INGREDIENTES:

Para el Bizcocho Genovés:

- 6 huevos
- 220 grs. de harina tamizada
- 200 grs. de azúcar
- 1 cucharadita de azúcar avainillado (opcional)
- 1 pizca de sal
- 2 cucharadas de cacao puro (opcional si queréis el bizcocho de chocolate)


Para el almíbar:

- 50 ml. de agua
- 50 grs. de azúcar 

Para la trufa de chocolate:

- 500 ml. de nata para montar
- 80 grs. de azúcar glas
- 2 cucharadas de cacao puro Valor® 

Para la cobertura de chocolate:

- 150 grs. de chocolate de postres
- 200 ml. de nata para montar
- 40 grs. de mantequilla (opcional para darle brillo) 

---------------------------

- Kit Kat
- M&M


PREPARACIÓN (Thermomix y Clásica):

Precalentamos el horno a 180ºC.

-----------------------

THERMOMIX

Para el bizcocho genovés lo primero será poner la mariposa en las cuchilla y echar los huevos y el azúcar. Programamos 6 minutos a 37º a vel. 4.

Pasado ese tiempo volvemos a programar 6 minutos más a vel. 4 pero sin temperatura.

Cómo véis el secreto de este bizcocho es batir bien el huevo y el azúcar ya que no lleva levadura y sin embargo queda muy esponjoso.

A continuación volcamos la harina tamizada (valdrá con pasarla por un colador) y la pizca de sal. Mezclamos durante 4 segundos a velocidad 4. 

Terminamos de envolver bien todo con una lengua pastelera.


CLÁSICA 

Para el bizcocho genovés necesitaremos una batidora de varillas eléctrica. Es importante porque necesitamos que la masa coja mucho aire. Sabremos que está cuando haya adquirido una tonalidad casi blanca. 

Pasado ese tiempo y bajando un poco la potencia de la batidora añadimos la harina tamizada y la pizca de sal hasta que esté bien homogéno.

¤¤¤¤¤¤

El molde lo engrasamos con mantequilla y un poco de harina y volcamos la mezcla anterior. En esta ocasión he utilizado un molde redondo desmontable de 23 cm. (de LéKué®).

Llevamos al horno durante 25 minutos a 180ºC.

Una vez frío desmoldamos y reservamos para el día siguiente bien tapado con papel film.

 ------------------------------------

Ya al día siguiente nos pondremos con la trufa de chocolate.

THERMOMIX

Ponemos las mariposas en las cuchillas, volcamos la nata (que debe estar muy fría) y a velocidad 4. Cuando veamos que cambia de textura añadimos el azúcar glas y el chocolate por el vocal. Hay que estar atentos para que no se nos pase y se haga mantequilla.

Queda una trufa consistente y perfecta para rellenar nuestro bizcocho.

CLÁSICA

Volvemos a emplear la batidora de varillas eléctrica para montar la nata (que debe estar muy fría). Cuando esté casi montada añadimos poco a poco tanto el azúcar glas como las dos cucharadas de chocolate.

-----------------------------------

Ahora viene lo delicado de la receta. Tenemos que cortar el bizcocho para que nos queden tres capas. Yo utilizo un cuchillo de sierra muy largo aunque lo ideal es usar una lira para que quede perfecto.


Una vez tenemos las tres partes, podemos mojar un poco el bizcocho con una almíbar. Tan sencillo como calentar un poco de agua y añadirle la misma cantidad de azúcar. Incluso si os gusta un chorrito de algún licor. Y lo expandimos con un pincel. Sin pasarnos que sino se nos puede romper el bizcocho.


Para rellenarlo yo monto la primera capa en el propio molde desmontable, y con la ayuda de una manga pastelera o una lengua colocamos la primera capa. A continuación volvemos a hacer lo mismo con la segunda capa.

Repartimos la trufa por los bordes hasta que la trufa cubra totalmente el bizcocho (de esta forma quedará mejor la cobertura de chocolate).

 



Por último nos ponemos con la cobertura de chocolate.

THERMOMIX

Volcamaos la nata en el vaso y programamos 6 minutos a 90º a vel. 1.
Cuando esté caliente incorporamos el chocolate por el bocal en trozos grandes ya que se derretirán. Podemos añadir también un poco de mantequilla para que la cobertura brille más.
Les daremos unos minutos más hasta que nos quede una cobertura manejable y brillante.

CLÁSICA

Ponemos un cazo al fuego con la nata. 

Cuando ésta empiece a hervir retiramos del fuego y le añadimos el chocolate en trozos grandes. 

Podemos añadir también un poco de mantequilla para que la cobertura brille más.

Pondremos nuevamente al fuego para que termine de mezclarse bien todos los ingredientes hasta que nos quede una cobertura manejable y brillante. 

 

¤¤¤¤¤¤ 

Ponemos el bizcocho sobre una rejilla y un plato por debajo para recuperar el chocolate que caiga. Intentamos que quede una capa uniforme por todo el bizcocho incluido los laterales.

Llevamos el bizcocho una media hora al frigorífico y ,cuando haya enfriado un poco el chocolate, es el mejor momento para decorarlo.

Llevamos el bizcocho al plato donde vayamosa servirlo y partimos los Kit Kat de dos en dos. De esta forma son más estables. Vamos pegando alrededor del bizcocho todas las barritas hasta cerrar el círculo.



Podemos utilizar un lazo para asegurarnos que los kit kat no se caen. Ya para acabar volcamos los M&M por encima de la tarta.


Llevamos al frigorífico, de esta forma conseguimos que coja consistencia y los Kit Kat no se caerán al cortar la tarta.


Queda una tarta muy bonita y colorida, y con un sabor a trufa riquísima.


El bizcocho genovés podéis hacerlo también de chocolate (esta vez así lo hice) añadiendo dos cucharadas de cacao puro. 

Otra solución muy buena es tener en el congelador placas de bizcocho genovés, y así poder utilizar las que necesitemos para este tipo de tartas.


Por su puesto, se puede hacer la misma decoración sobre otros bizcochos, como el clásico de yogur, pero el genovés le da una esponjosidad especial.

Espero que os haya gustanto casi tanto como a mis peques.

¿Os animáis a probar?

8 comentarios:

  1. Desde luego es una locura de tarta con la que disfrutan chicos y mayores por lo vistosa y rica que es. Felicidades a esos dos cumpleañeros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, los peques la disfrutaron mucho...y los mayores también, jeje

      Eliminar
  2. Tus hijos habrán quedado encantados porque la tarta es de lo más vistosa. Además tiene que estar bien rica y jugosa con ese almíbar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les encantó... Hay que reconocer que es muy colorida

      Eliminar
  3. ¡que buena pinta esta receta! me la apunto...Ya tiene otra seguidora más, pase y siga mi blog donde pone (participar en este sitio) en este enlace http://mibonitolugar.blogspot.com.es/ espero su visita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, espero que le guste. Un saludo y me pasaré por su blog.

      Eliminar
  4. Buenos días Sergio. Que rica, deliciosa y preciosa tarta que has preparado para el cumpleaños de Rubén y Diego, me imagino que se quedarían impresionados al verla, aunque son pequeños como bien dices tiene la tarta mucho colorido y les llamaría la atención.
    MUCHAS FELICIDADES PARA TUS PEQUEÑOS Y ESPERO QUE LO PASARAIS FENOMENAL
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Paco, les encantó y disfrutaron mucho. Un saludo

      Eliminar