lunes, 31 de agosto de 2015

Flan de huevo en olla rápida

Existen recetas que por suerte estamos tan acostumbrados a ellas que no las valoramos. Se trata de un postre muy habitual en casa de mis suegros, como broche a cualquier comida, y que es tan fácil como sabrosa.



Un flan de huevo que se hace en la olla rápida con la ayuda de un flanero con tapa, que podéis encontrar en cualquier ferretería, tienda oriental o por su puesto por internet (en Amazón los hay muy baratitos).


INGREDIENTES (para 4 personas):

- 1/2 litro de leche (preferiblemente entera)
- 5 huevos
- 6 cucharadas de azúcar

PARA EL CARAMELO LÍQUIDO:

- 5 cucharadas de azúcar
- 2 cucharadas de agua
- 1 chorrito de zumo de limón


PREPARACIÓN:

Lo primero será elaborar el caramelo líquido. Para ello ponemos una sartén al fuego y echamos el azúcar, el agua y un chorrito de zumo de limón. Movemos un poco y dejamos al fuego hasta que tome un color dorado.

Ahora vertemos el caramelo por la base del flanero y sus paredes. Tened mucho cuidado al manipular el caramelo que quema mucho.

Por su puesto, podéis ahorraros este paso con caramelo líquido en bote, pero la verdad es que no cuesta demasiado trabajo.

Ya sólo queda batir el resto de ingredientes y volcarlo sobre el flanero.

Cerramos la tapa y lo introducimos en la olla rápida. Llenamos de agua hasta aproximadamente la marca de agua mínima de la olla y la cerramos.


En mi caso, una vez que subió una anilla, lo dejé durante 8 minutos y apagué el fuego hasta que bajó del todo.

Dejamos que temple un poco para abrir el flanero y con un poco de cuidado lo volcamos en un plato. 



A la hora de elegir el plato tened en cuanta que el caramelo también caerá, así que mejor elegir uno un poco hondo.


Ya veis que el corte es magnífico y el sabor espectacular. Siempre podemos acompañarlo con un poco de nata montada y unas fresas, aunque sólo está simplemente fantástico.

¿Os animáis a probar?

lunes, 24 de agosto de 2015

Croquetas de jamón serrano y huevo

Como en casi todas las casas se cumple con aquello de que las mejores croquetas "son las que hace mi madre", y yo no puedo ser una excepción. 

No sé cómo ni porqué pero esas corquetas siempre son las mejores, con su textura perfecta y su sabor excepcional y ante la pregunta del millón, de cómo lo haces, siempre la respuesta de una madre "... con mucho cariño".


Yo procuraré hacer éstas con mucho cariño también y aunque no son tan perfectas, os puedo asegurar que también salen muy ricas. Un manjar que no debe faltar en ninguna casa.

Además tiene la gran ventaja de que se pueden congelar y así disponer de ellas cuando queramos.

INGREDIENTES (para 25 croquetas):

- 400 grs. de leche
- 100 grs. de harina
- 20 grs. de mantequilla
- 20 grs. de aceite
- 50 grs. de cebolla
- 100 grs. de jamón serrano
- 2 huevos cocidos
- Sal
- Pimienta
- Nuez moscada

 PARA EL REBOZADO :

- Harina
- Huevo
- Pan rallado


PREPARACIÓN (en Thermomix):

Picamos el huevo cocido durante 2 segundos a velocidad 4. Reservamos.

Sin lavar el vaso picamos el jamón durante 5 segundos a velocidad 7. Reservamos.

Sin lavar el vaso picamos la cebolla durante 5 segundos a velocidad 5. Bajamos los restos y añadimos la mantequilla y el aceite, junto con 20 grs. del jamón. Lo dejamos 5 minutos a  velocidad 1 temperatura varoma (sin el cubilete).

Añadimos la harina y programamos 2 minutos a velocidad 4 temperatura varoma (con cubilete).

Incorporamos la leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada y lo dejamos otros 5 minutos a 100º C velocidad 4. Si vemos que pasado este tiempo no ha espesado lo suficiente lo dejaremos un par de minutos más.

Finalmente añadimos el huevo y el jamón picados y con la ayuda de una espátula lo mezclamos todo muy bien.


PREPARACIÓN (Clásica):

Picamos los huevos cocidos y reservamos.

Picamos el jamón serrano, y sea con cuchillo o con picadora, y reservamos.

Ahora vamos a hacer la bechamel. En una sartén ponemos la mantequilla y el aceite. Cuando esté caliente añadimos la cebolla picada muy fina. Esperamos que se poche y añadimos la harina. Rehogamos bien la harina para que luego no sepa demasiado a harina cruda y añadimos la leche poco a poco.

Para que nos sea más fácil podemos calentar la leche previamente de esta forma evitaremos los grumos. Salpimentamos y rallamos un poco de nuez moscada.

Debemos mover bien la masa y dejar que se rehogue durante 5 minutos a temperatura baja.

Por último y le añadimos el huevo y el jamón picado y rehogamos un par de minutos más.

¤¤¤¤¤¤


Ya sólo queda poner la masa en una fuente, taparlo con papel film y cuando haya templado llevarlo al frigorífico.

Otra opción muy buena es poner la masa en una manga pastelera con una boquilla croquetera (muy ancha). Y lo llevamos al frigorífico unos horas.

Pasado este tiempo a mi me gusta pasarlas por harina, sobretodo si las voy a congelar. Les doy la forma de croqueta (más fácil y rápido con la manga pastelera) y las rebozo ligeramente por harina. Después las coloco en un recipiente hermético y las llevo al congelador.


Si las voy a consumir en el momento, las rebozo por harina, huevo y pan rallado y las frío a fuego medio en una sartén. Cuando se doren por un lado las doy la vuelta y las saco a un plato con papel absorvente. 


Y a disfrutar... 



No seáis ansiosos y no os queméis... Dejad que se enfríen un poco (a mi me cuesta).

¿Os animáis a probar?

lunes, 17 de agosto de 2015

Mug Cake de chocolate negro

Llevaba tiempo queriendo publicar uno de los postres más sencillos que se pueden hacer y seguramente de los más rápidos, un Mug Cake o lo que viene siendo lo mismo un "bizcocho a la taza".


Este tipo de bizcocho se puso de moda en Estados Unidos hace unos años y la verdad es que el resultado es realmente bueno. Se pueden preparar con diferentes chocolates, así como distintos aromas y lo mejor de todo en tan solo 1 minutos en el microondas.

INGREDIENTES (para 1 taza):

- 70 grs. de chocolate negro
- 30 grs. de mantequilla
- 1 huevo
- 20 grs. de azúcar
- 20 grs. de harina


PREPARACIÓN:

En un bol ponemos el chocolate junto con la mantequillas y llevamos al microondas hasta que se funda. Es mejor calentar de poco en poco para que no se nos queme el chocolate.


Una vez fundido ponemos el resto de los ingredientes y con la ayuda de un tenedor o unas varillas mezclamos bien.


Por últimos en la taza que más nos guste, la llenamos con la mezcla, sin que sobrepase tres cuartas partes de la misma ya que el bizcocho sube.


Ya sólo queda llevarlo al microondas. Aquí dependerá de la potencia del mismo. Yo utlizo uno de 900w y con 1 minuto es suficiente. 


Os recomiendo poner la taza en el borde del plato giratorio y si váis a hacer más de uno, cocerlos siempre de uno en uno.


Lo mejor es comerlos templados. Sorprende el sabor y además se puede acompañar de nata, helado o todo aquello que se nos ocurrra.

No me digáis que no os tienta...

¿Os animáis a probar?

lunes, 10 de agosto de 2015

Tortilla de patatas chips

Hace unos años Ferrán Adriá puso de moda una tortilla de patata que se hacía en un periquete y que según decía estaba muy rica, no igual que la de toda la vida, pero que daba el pego.


Y según mi experiencia os puedo decir que sorprende. Está muy buena y nos puede sacar de un apuro si no disponemos de mucho tiempo.

INGREDIENTES:

- 5 - 6 huevos
- 150 grs. de patatas de bolsa o chips
- 1 bote de cebolla frita Hida® (opcional)
- 1 chorrito de leche (opcional)


PREPARACIÓN:

En un bol amplio batimos los huevos y le echamos un chorrito de leche para que quede más esponjosa. 

Le añadimos las patatas que previamente hemos estrujado un poco, y con la ayuda de un tenedor las rompemos para que se mojen bien con el huevo. 


Si nos gusta con cebolla, añadimos la cebolla frita. Yo he utilizado un bote y sale realmente buena. También podemos echar cebolla tostata (tipo Ikea) dejando que se impregne bien del huevo.

Ya sólo tenemos que poner a calentar una sartén. Cuando esté bien caliente echamos un chorrito de aceite de oliva y ponemos toda la mezcla.


Dejamos que cuaje y le damos la vuelta. Terminamos de hacer por el otro lado y a disfrutar.


A mi me gusta que no esté muy cuajada, me gusta jugosa, eso a vuestro gusto. 

Ya no hay excusas para disfrutar de una tortilla de patatas exprés. 




Haced la prueba y no digáis a vuestros comensales que se trata de patatas de bolsa y haber quién acierta....

¿Os animáis a probar?

lunes, 3 de agosto de 2015

Helado de fresa

Hace unos días publiqué el helado de chocolate y hoy os traigo una más fácil si cabe, el de fresas, con la peculiaridad de que éstas las tendremos previamente congeladas, por lo que el proceso será mucho más rápido que de costumbre.


Como siempre utilizo la heladera del Lidl y el resultado es un helado cremoso y con un sabor muy intenso de fresas.

INGREDIENTES:

- 300 grs. de fresas congeladas (o semicongeladas)
- 300 grs. de nata líquida para montar
- 25 grs. de azúcar invertido
- 75 grs. de azúcar glas 


PREPARACIÓN (en Thermomix):

Si no lo tenemos azúcar glas, trituramos el azúcar normal durante 10 segundos a velocidad 5-7-10. Bajamos los restos.

Ahora añadimos las fresas y las trituramos durante 30 segundos a velocidad 5-7-10. Bajamos los restos.

Añadimos el azúcar invertido y la nata y lo programamos durante 1 minutos a velocidad 6. 


PREPARACIÓN (Clásica):

Con una picadora trituramos el azúcar glas con las fresas (mejor que no estén congeladas del todo). 

Añadimos el azúcar invertido y la nata y lo trituramos todo a máxima potencia durante 1 minuto.

¤¤¤¤¤¤

En este caso la mezcla resultante no tenemos que llevarla al frigorífico para que enfríe, ya que las fresas estaban congeladas. 

Eso sí, os recuerdo que este tipo de heladeras requieren que la cubeta esté al menos 24 horas en el congelador antes de usarla.

Ahora con la heladera en marcha vamos incorporando la mezcla por el bocal poco a poco y dejamos que actúe durante unos 30 minutos. Sabremos que está porque la veremos como el helado ha crecido y está cremoso.


Ya sólo queda verterlo en un tuppper y llevarlo unas horas al congelador.


Os recomiendo sacarlo unos minutos antes de consumirlo para que podáis hacer bolas de helado más fácilmente.


Y a disfrutar de un helado natural y muy refrescante para llevar estos calores.

¿Os animáis a probar?