lunes, 30 de marzo de 2015

Espaguetis con salmón ahumado y nata

Vamos con un plato de pasta fácil y rápido de preparar. Para esos días que no tenemos mucho tiempo en poco más de 10 minutos tenemos preparado un plato que me encanta, no sé si será por el sabor que tiene o por lo rápido que se hace. 


En esta ocasión los hice con espaguetis negros pero podéis preparlos con cualquier tipo de pasta. La que más os guste o la que tengáis por casa. Otra ventaja más de este plato.

INGREDIENTES (para 2 personas):

- 200 grs. de espaguetis negros (u otro tipo)
- 100 grs. de salmón ahumado
- 200 ml. de nata líquida para cocinar
- 1 cebolleta
- Sal
- Pimienta negra
- Eneldo 
- Aceite de oliva virgen extra 


PREPARACIÓN:

Comenzamos cociendo la pasta. Para ello en una olla ponemos abundante agua con sal. Cuando empiece a hervir incorporamos la pasta. La dejamos cocer hasta que esté a nuestro gusto. En este caso la dejé 10 minutos.

Mientras la pasta cuece, cortamos una cebolleta muy fina. Y en una sartén ponemos un chorro de aceite de oliva y rehogamos la cebolleta.

Cuanto esté pochada añadimos la nata líquida y salpimentamos a gusto. También me gusta añadirle un poco de eneldo que le va muy bien al salmón.

Dejamos que se cocine la nata durante 5 minutos, que hierva a fuego lento.

Una vez tenemos cocida la pasta, la escurrimos bien y la añadimos a la nata.

Por último, incorporamos el salmón ahumado y mezclamos todo bien. Cocinamos durante 2 minutos más y servimos.


Una vez en el plato podemos espolvorear un poco más de eneldo. Le da un toque fantástico.


Ya os digo que en muy poco tiempo tenemos un plato de pasta espectacular. 

Ésto sí que es comida rápida.

¿Os animáis a probar?

lunes, 23 de marzo de 2015

Huevos poché

Muchas veces nos planteamos hacer huevos pero no queremos freirlos por aquello de la dieta y nos decidimos por los huevos escalfados. Sin embargo no acabamos haciéndolo porque nos da miedo que se rompan e incluso no nos gusta ese sabor que deja el vinagre en el agua de cocción.

Para solucionarlo una forma ideal son los huevos poché. Se trata de un huevo escalfado pero que se mete en un papel film con el cual se hace un saquito antes de incorporlo al agua.


Tenemos otra ventaja y es que antes de cerrar el saquito podemos especiarlo de mil maneras para darle mayor intensidad. En este caso he utilizado sal y pimienta negra pero podéis añadirle curry, trufa e incluso queso rallado. Todo le va bien.

INGREDIENTES:

- 1 huevo
- Papel film transparente
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta


PREPARACIÓN:

Cortamos un trozo de papel film y forramos una taza con él. Yo he utilizado el cubiltete de la thermomix pero valdrá cualquier taza pequeña.

Untamos con un poco de aceite de oliva el papel film para que el huevo no se pegue.

Rompeños el huevo sobre la taza con cuidado de no romperlo. Le añadimos las especies que nos apetezca o si queremos trocitos de jamón o queso que también le van muy bien.

Por último cerramos el saquito con cuidado de no rompero y procurando sacar todo el aire.


Cortamos otra tira fina de papel film y con ésta hacemos un nudo al saco.

En un cazo con agua hirviendo (podéis añadirle sal y vinagre aunque no es imprescindible) incorporamos el saquito con el huevo. Y lo tuve 4:30 minutos y quedó la clara durita y la yema líquida.

Es importante que pasado ese tiempo pongamos el huevo en un cuenco con agua fría para cortar la cocción y tener un poco de cuidado para quitar el film para no quemarnos.


Es un huevo ideal para acompañar en tostas, cremas o incluso un arroz a la cubana.

Yo en este caso en una tosta con un poco de crema de vinagre balsámico. 

¿Os animáis a probar?

lunes, 16 de marzo de 2015

Tarta Guinness

Tenía muchas ganas de hacer esta tarta. Tal vez a muchos no os guste la cerveza negra pero dudo mucho que haya alguien a quien no le guste esta tarta.


Como véis en las fotos la tarta parece una pinta de guinness, el cuerpo negro y la espuma blanca. Pero además es que está buenísima. Y sí es un bomba pero tenéis que probarla, porque es un espectáculo.


La gran ventaja que tiene es que está mejor de un día para otro. El bizcocho se asienta y toma más sabor. 

INGREDIENTES:

PARA EL BIZCOCHO:

- 250 ml. de cerveza negra Guinness
- 250 grs. de harina
- 400 grs. de azúcar
- 250 grs. de mantequilla
- 75 grs. de cacao puro Valor®
- 140 ml. de nata líquida para montar
- 2 huevos
- 2 1/2 cucharaditas de bicarbonato

PARA EL FROSTING O COBERTURA:

- 300 grs. de queso de untar
- 360 ml. de nata líquida para montar
- 150 grs. de azúcar glas


PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO (en Thermomix):

Mezclamos la harina, el cacao puro y el bicarbonato a velocidad 6 durante 10 segundos  y reservamos.

Sin lavar el vaso, calentamos la cerveza durante 2 minutos a 70º velocidad 1 y cuando esté caliente le añadimos la mantequilla y programamos 2 minutos más o hasta que se funda por completo. Llevamos la mezcla a la nevera par que temple durante 10 minutos.

Sin lavar el vaso, añadimos los huevos y la nata a velocidad 4 durante 10 segundos.

Agregamos la cerveza a velocidad 4 durante 10 segundos.

Por últimos incorporamos la mezcla que teníamos reservada de harina, cacao y bicarbonato durante 30 segundos a velocidad 6.


PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO (Clásica):

Ponemos la cerveza a cocer en un cazo, pero teniendo cuidado de que no llegue a hervir. Añadimos la mantequilla y removemos hasta que se funda por completo. Reservamos en la nevera durante 10 minutos para que temple.

En un bol ponemos la harina, el cacao, el azúcar y el bicarbonato y lo mezclamos todo bien.

En otro bol, mezclamos los huevos y la nata líquida con unas varillas eléctricas hasta que estén bien ligados. A continuación la cerveza con la mantequilla y volvemos a ligar.

Ya sólo queda mezclar el bol de la harina con ésta última hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.

¤¤¤¤¤¤

Precalentamos el horno a 180ºC.

Vertemos la mezcla en un molde (yo lo hice en uno de 23 cm) engrasado con mantequilla y harina y lo llevamos al horno durante 1 hora aproximadamente.

El tiempo es orientativo ya que cada horno es un mundo. Para aseguraros pinchar con un palillo el bizcocho cuando lleve 50 minutos y si sale seco será el momento de sacarlo del horno.

Una vez frío desmoldamos y reservamos hasta el día siguiente.


PREPARACIÓN DEL FROSTING (en Thermomix):

Colocamos la mariposa y ponemos el queso de untar y el azúcar glas y programamos durante 20 segundos a velocidad 2. Reservamos.

Sin quitar la mariposa ponemos la nata y programamos a velocidad 3. Aquí no hay tiempo. Debemos ir vigilando la nata hasta que vemos que queda montada. Aproximandamente en 3 minutos pero dependerá de la grasa que tenga la nata, de lo fría que esté, etc. Lo mejor es no quitarle ojo.

Una vez montada la nata, con una lengua pastelera la vamos mezclando con el queso de untar mediante movimientos envolventes.

Lo tapamos con un papel film y lo llevamos a la nevera hasta el día siguiente para que tome cuerpo.


PREPARACIÓN DEL FROSTING (Clásica):

Mezclamos el queso de untar y el azúcar hasta que quede cremoso. Y reservamos.

Con una varillas eléctricas montamos la nata. Una vez montada la mezclamos con el queso mediante una lengua pastelera con movimento envolventes.

Lo tapamos con un papel film y lo llevamos a la nevera hasta el día siguiente para que tome cuerpo.


Ya al día siguiente simplemente tenemos que poner el Frosting o cobertura por encima del bizcocho. Debe quedar con la apariencia de la espuma de la cerveza. Que caiga un poco por los lados del bizcocho.


Queda realmente espectacular y el sabor os sorprenderá. 

¿Quién quiere una Guinness? Mejor dicho, ¿quién quiere un trocito de tarta?

¿Os animáis a probar?

lunes, 9 de marzo de 2015

Lomo de cerdo agridulce al estilo Nieves

Llevaba mucho tiempo queriendo hacer esta receta que me había pasado una compañera de trabajo y de la que me hablaban maravillas y por fin pude tener la oportunidad de hacerla, y sólo puedo decir una cosa, espectacular.


Tengo claro que la repetiré en muchas más ocasiones. El toque agridulce hace que se vuelva adictiva. Que bueno.

INGREDIENTES (para 4 personas):

- 1 kg. de lomo de cerdo
- 1 sobre de sopa de cebolla
- 1 bote de mermelada de albaricoque
- 1 vaso de agua
- Sal
- Pimienta negra


PREPARACIÓN:

Salpimentamos el lomo de cerdo.

En una fuente apta para horno volcamos el contenido del sogre de sopa de cebolla y el vaso de agua.

Colocamos dentro el lomo de cerdo y le untamos aproximadamente la mitad del bote de mermelada por encima, y llevamos al horno durante 25 minutos a 210ºC.

Llegado ese momento lo sacamos. Le damos la vuelta al lomo y ponemos el resto de la mermelada de albaricoque.

Lo dejaremos otros 25 minutos y listo.


Esperamos a que temple un poco y cortamos el lomo.

Mientras en un cazo ponemos la salsa que ha quedado en la fuente y la reducimos antes de servir.

Ponemos 3 o 4 filetes de lomo por plato con una buena cantidad de salsa. Ya veréis como el contraste de la memelada con el sabor de la cebolla os encantará. 


Es un plato perfecto para cuando tenemos invitados. Podemos tener el lomo ya hornedado y la salsa lista. Y simplemente con meterla un poco al horno y calentando la salsa antes de servirla estará listo.




Con esta receta invito a todo el mundo, sobretodo a mis compañeras de trabajo, a darme esas recetas que tanto os gustan, que como véis siempre estoy abierto a nuevas ideas.

¿Os animáis a probar?

lunes, 2 de marzo de 2015

Donuts

Llevaba mucho tiempo queriendo publicar esta receta, porque no conozco a nadie que se resista a un buen donuts. Es cierto que en la red hay muchísimas recetas, pero hasta ahora no había conseguido que quedaran a mi gusto, y aunque no puedo decir que sean igual a los de toda la vida, sí que se parecen y mucho.


En esta ocasión los he bañado en la típica glasa de azúcar, pero la cobertura podéis hacerla de chocolate negro, con leche o incluso blanco. También de fideos de colores o de lo que más se os apetezca. 



En ésto los más expertos son los de Dunkin' Donuts aunque para mí los mejores siempre serán los de Panrico (y ahora éstos...).

INGREDIENTES (para 25 donuts):

- 390 grs. de Harina de fuerza
- 175 grs. de leche
- 1 huevo
- 50 grs. de mantequilla
- 25 grs. de levadura fresca
- 45 grs. de azúcar (podemos sustituirlo por Azúcar Invertido)
- 15 grs. de azúcar avainillado
- Pizca de sal

PARA EL GLASEADO:

- 250 grs. de azúcar glas
- 80 grs. de mantequilla
- 1 cucharada de azúcar avanillado
- 80 grs. de agua


PREPARACIÓN (en Thermomix):

Ponemos la leche en la thermomix y desmenuzamos la levadura. Añadimos la mantequilla en tacos y programamos a 37º durante 3 minutos a velocidad 2.

A continuación y sin temperatura añadimos el resto de ingredientes (el huevo, los azúcares, la sal y la harina) y mezclamos durante 20 segundos a velocidad 6. Por último amasamos durante 3 minutos a velocidad espiga.

PREPARACIÓN (Clásica):

Mezclamos la levadura fresca con el agua tibia durante 10  minutos hasta que veamos burbujas en la superficie.

En un cuenco añadimos la harina, la mantequilla derretida, el huevo, el azúcar y la sal, y en el centro, hacemos un hueco donde incorporamos la mezcla de agua y levadura. Removemos bien hasta que se desprenda de los bordes.

¤¤¤¤¤¤

Nos dará como resultado una masa bastante elástica y manejable. En un bol grande untado en aceite ponemos la masa dándole forma de bola y tapamos con un paño de cocina limpio. Dejaremos que fermente hasta que doble su tamaño durante 1 hora aproximadamente.


Pasado ese tiempo, en una superficie enharinada estiraremos la masa con la ayuda de un rodillo, hasta conseguir que quede aproximadamente de 1 cm.

Volveremos a tapar con el paño de cocina para que al cortar los donuts no se enconja la masa. Este reposo le viene muy bien.

Ahora con un cortapastas vamos haciendo los donuts y con un descorazonador de manzanas le quitamos el centro (también vale un tapón de una botella).

Colocamos los donuts en una bandeja con papel de horno y dejamos que doblen su tamaño. Nuevamente debemos esperar 1 hora aproximadamente.


Si queréis acelerar el proceso podéis meterlos al horno a 50º. De esta forma fermentarán antes.

En una sartén vertemos aceite de girasol y cuando esté caliente ponemos los donuts. Este punto creo que es el más delicado. Hay que ser cuidadosos a la hora de echarlos a la sartén para que no se nos deformen. 

Una vez dorados les damos la vuelta y terminamos de freír. Sacamos a un papel abosorbente. 

PREPARACIÓN DEL GLASEADO (en Thermomix):

Vertemos todos los ingredientes al vaso y programamos 5 minutos a 50º a velocidad 3.

PREPARACIÓN DEL GLASEADO (Clásica):

Disolvemos el azúcar avainillado en agua caliente y con la ayuda de una varilla lo mezclamos con el resto de ingredientes.

¤¤¤¤¤¤

Con los donuts templados los pasamos por el glaseado y los ponemos en una papel de horno hasta que se enfríen, y veremos como se habrá endurecido la glasa.




Ya veréis como tenemos unos donuts esponjosos con un ligero toque a vainilla que nos hará recordar los donuts de toda la vida.




Para la siguiente tanda sustituiré el glaseado de azúcar por un baño de chocolate negro. 


Haber cuál está mejor.... 

¿Os animáis a probar?